Cómo escoger un casco de moto

Cómo escoger un casco de moto

El casco es el elemento de protección imprescindible para cualquier motorista y acompañante. No en vano es obligatorio y circular sin él nos puede costar una fuerte sanción económica y varios puntos del carnet de conducir. Pero la gran variedad que ofrece el mercado actualmente hace que a muchos usuarios les cueste decidir cuál es el modelo que más les conviene.

Cuando queramos comprar un casco debemos plantearnos primero de que presupuesto disponemos para la compra. La industria presenta una abanico de precios que se mueve desde los 35€ hasta los 1.000€. Esta amplitud se debe a la gran variedad de materiales con los que se fabrica el casco y, especialmente, a los acabados. Los modelos de primer precio nos ofrecen una protección correcta, pero un confort bastante bajo. Suelen estar fabricados en policarbonatos y resinas termoplásticas. Son baratos pero es recomendable cambiarlos cada cinco años porqué estas resinas pierden sus propiedades por los efectos del clima. Los modelos de precio medio, suelen estar fabricados en fibra de vidrio, que es el material que absorbe mejor los impactos, y tienen unos acabados interiores y unas pantallas con una buena relación calidad precio. La principal pega suele ser su peso algo elevado. Finalmente, los modelos de gama alta, suelen estar fabricados con materiales de última generación como el carbono o el kevlar. Aúnan ligereza y resistencia. Además, en este rango, encontramos los modelos más innovadores en diseño, más avanzados en confort y más aerodinámicos.

La especialización ha hecho que tengamos prácticamente un tipo casco para cada manera de circular, pero los podemos agrupar en cinco:

Integrales

Son los más cerrados de todos. Protegen la cabeza y la cara completamente, lo cual les convierte en los más seguros. Es el casco más usado y apto para casi todos los tipos de conducción, especialmente la deportiva.

Modulares

Los cascos modulares son una evolución de los anteriores. La parte delantera, la que protege el mentón, es abatible y nos permite dejar el rostro al descubierto a nuestra conveniencia. Muy usado para conducción mixta ciudad – carretera y gran turismo.

Jets

Son cascos abiertos porqué protegen completamente la cabeza, pero dejan el rostro al descubierto. Suelen usar una pantalla abatible –que pude ser corta o larga- para proteger los ojos del aire. El casco jet es el modelo preferido por los conductores urbanos por su comodidad.

Jet corto

Es como el anterior pero más corto de la parte trasera, dejando al descubierto una parte de la nuca. Es el modelo veraniego por excelencia.

Motocross

Son cascos a medio camino de uno cerrado y uno abierto porqué tienen la mentonera avanzada para permitir la máxima visión a los pilotos de fuera de carretera pero sin dejar de protegerles el rostro. Suelen llevar una visera larga para evitar en lo posible los deslumbramientos producidos por el sol.

El tercer paso es escoger la talla del casco. Hay que tomar una cinta métrica y medir el perímetro de la cabeza sobre la frente, un par de centímetros por encima las cejas, y detrás de las orejas. Compara este dato en la tabla adjunta y tendrás una aproximación de la talla que necesitas.

Tu cabeza (en cm)

Talla

Equivalencia

52-53

52

XXS

53-54

54

XS

55-56

56

S

57-58

58

M

59-60

60

L

61-62

62

XL

63-64

64

XXL

Debe quedarnos ajustado pero no hacernos daño. Una manera sencilla de comprobarlo es ver si se mueve cuando giramos la cabeza lateralmente de forma rápida y brusca. El acolchado de los pómulos deberá ajustar bien, pues con el uso coge holgura y no nos protege bien.

Finalmente, hemos de comprobar que el casco que nos encaja en precio, tipo y talla esté homologado. Esto lo sabremos buscando la etiqueta de homologación en el casco, que debe estar cosida en una de las correas de abrochado del casco. Tiene que ser blanca y con letras negras. Tiene que llevar escrito dentro de un círculo una letra E mayúscula acompañada de un número. Este dato nos indica el país de fabricación –España es el 9-.Bajo este signo encontraremos un número que empieza por 05, un punto, una cifra y termina por una letra mayúscula. Este es el dato más importante puesto que es la referencia de homologación. La primera cifra también puede ser 03 o 04, lo que significa que son cascos con homologación antigua, pero todavía aptos para circular pero no para competición. Las letras que acompañan a la referencia de homologación, indican el nivel de protección del casco:

Cascos 05 P cubren la cara y la protegen (integrales y modulares)
Cascos 05 NP cubren la cara, pero no la protegen (algunos modulares)
Cascos 05 J No cubren la cara (Jets y Jets cortos)

La decoración es el paso final en este proceso. Es el aspecto más personal de todos. Puede ser con gráficas o de colores lisos. Os recomendamos colores vistosos para que los automovilistas os vean más fácilmente.

Entrada publicada 9 noviembre 2012 en Guía de cómo escoger accesorios de moto

Entradas anteriores y siguientes

»

Quieres comentar algo sobre Cómo escoger un casco de moto?