Chaqueta y pantalón para motorista de la marca Breeze

Y ahora en verano, ¿qué chaqueta me pongo para ir en moto?

Condiciones climáticas excepcionales, paisajes inmejorables, itinerarios  de ensueño, concentraciones y festivales… el verano empieza a llamar a nuestras puertas y con él se dispara la cantidad de posibilidades para disfrutar de la carretera en moto.

En tal situación parece ser que todo está a punto para el deleite y que nada debe preocuparnos, pero nada más lejos de la realidad, aunque la época estival es una temporada fantástica para gozar de nuestra moto, muchos de vosotros ya habréis experimentado de primera mano -mejor dicho, en vuestras propias carnes- la dificultad que acarrea algo a priori tan simple como es conjugar comodidad y seguridad a partes iguales en nuestra moto.

Por ello, porque sabemos que en muchas ocasiones seleccionar la correcta indumentaria no resulta tarea sencilla, desde Tienda Moto hemos aprovechado esta última entrada en el blog para tratar uno de los debates moteros que siempre renacen cuando las altas temperaturas nos empiezan a acechar: y ahora en verano, ¿qué chaqueta me pongo para ir en moto?

El calor, el principal enemigo del motorista

Cuando el calor aprieta y las altas temperaturas empiezan a hacer acto de presencia, lo que nos apetecería a más de uno sería subir a nuestra moto con la menor cantidad de ropa posible.

No obstante, todos sabemos que eso es un craso error que nunca debemos permitirnos el lujo de cometer.

Lluvia, viento, frío, calor… haga el tiempo que haga, jamás deberemos caer en la tentación de priorizar el exceso de comodidad en detrimento de una correcta seguridad.

Chaqueta ventilada o perforada, ¡la mejor aliada del motorista!

Es evidente que a nadie le gusta tener que llevar mucha ropa encima cuando el termómetro supera los 30ºC, pero tenemos que saber que en tales circunstancias, cuando todo parece irnos a la contra, las chaquetas ventiladas o de corduras perforadas ¡estarán ahí para echarnos una mano!

Ahora es el momento en el que te preguntas qué es esto de las corduras perforadas. ¡Pues muy sencillo! En pocas palabras, las chaquetas ventiladas o de cordura perforada son el único remedio para ir protegido en verano sin pasar demasiado calor.

¿El por qué? Sin duda, su composición textil y su acondicionamiento técnico. Hasta no hace mucho tiempo, cuando se trataba del equipamiento adaptado para circular durante la época de verano, la ropa disponible brillaba por su ausencia.

Poco a poco, después de observar que realmente existía una necesidad colectiva, las marcas del sector han ido innovando en los materiales y composición de sus productos para ofrecer una colección bastante amplia en cuanto a indumentaria veraniega se refiere, siendo las chaquetas ventiladas o de corduras perforadas uno de los pilares fundamentales.

En el caso que hoy nos concierne, y siguiendo lo anteriormente dicho,  cuando tengamos que escoger una chaqueta de verano para ir en moto nos decantaremos por los modelos  de cordura perforada.

La cordura, aunque mucho más resistente, es un material derivado del nylon estándar que se suele utilizar para realizar los exteriores de las chaquetas de forma combinada con otros materiales impermeables y transpirables como el Gore-Tex.

Gracias a la combinación de estos componentes de gran resistencia se obtienen todas las cualidades que un motorista desea en una chaqueta: flexibilidad, aislamiento y protección.

Por todo ello, cuando elijamos una chaqueta de cordura perforada estaremos garantizando una ventilación interior prácticamente total, ya que gracias a su composición (un tejido creado con el único objetivo de dejar pasar el aire), podremos disfrutar de una conducción mucho más placentera disminuyendo al mínimo los efectos producidos por el calor.

La protección encima la moto, igual de importante

Por norma general, las chaquetas de verano para moto se caracterizan por estar confeccionadas a partir de un diseño mucho menos robusto, donde prestaciones como la ligereza y simplicidad juegan un papel fundamental.

No obstante, a pesar de la naturaleza de su diseño, las medidas de seguridad (sobre todo la resistencia a la abrasión) siguen estando muy presentes en este tipo de modelos y es un elemento que en ningún caso debe pasarse por alto ni eximirse sea cual sea la indumentaria a fabricar.

Por este motivo, cuando tengamos que escoger nuestra chaqueta de verano para moto la recomendación es fijarnos en que lleve protecciones homologadas en la zona de la espalda, los hombros y los codos.

Como segunda opción, siempre que no encontremos una chaqueta con protecciones incorporadas que se adapte a nuestras preferencias y presupuesto, podremos optar por la alternativa que ofrecen las chaquetas con protecciones en los codos y los hombros y que están equipadas con un alojamiento para la espaldera como la chaqueta Acerbis Ramsey.

De la misma forma, también será muy importante comprobar y verificar que estas protecciones no entorpecen nuestra movilidad y que ofrecen la comodidad y resistencia deseada.

Aunque la mayoría de chaquetas de verano para moto llegan hasta la cintura, hay algunos modelos tipo tres cuartos.

Tener en cuenta esta característica en función de la estatura de cada motorista, verificar que las protecciones cumplen su cometido y comprobar minuciosamente la talla marcará la diferencia entre acertar o no con nuestra elección y consiguiente compra.

¿Cuál es tu talla de chaqueta?

Una vez que ya hemos seleccionado nuestra chaqueta de verano teniendo en cuenta todos los parámetros anteriormente comentados, llega el momento de comprobar cuál es la talla que mejor se adapta a nuestro cuerpo.

Cuando hablamos de las chaquetas de verano es importante hacer una mención especial a esta última fase del proceso de compra, ya que es algo que debe hacerse minuciosamente adoptando una serie de medidas concretas.

De esta forma, al tratarse de una chaqueta de verano, deberemos probárnosla con una camiseta, polo o camisa fina y comprobar que queda ajustada al cuerpo, pero no en exceso.

Además, también será muy importante estirar muy bien los brazos hacia delante y ver que la manga no nos queda pequeña. Por último, aunque pueda resultar un poco cómico, un consejo: para saber al 100% si la chaqueta en cuestión se ajusta correctamente a nuestro cuerpo es muy recomendable adoptar una postura similar a la de ir en moto (sentados en una silla, por ejemplo).

Con esta simple acción podremos salir de dudas en tan solo un instante y saber si esa talla queda correctamente ajustada y adaptada tanto por la zona de la cintura como por la espalda.

Ahora ya disponéis de todas las claves para escoger correctamente vuestra próxima chaqueta de verano.

Apostar por los tejidos de cordura perforada, buscar la máxima frescura y ventilación, comprobar minuciosamente tanto la talla como la eficacia de los ajustes y protecciones y por último; lo que más nos gusta a todos… ¡subirnos a nuestra moto y disfrutar kilómetro tras kilómetro! ¿Te apuntas?

1 comentario

  1. Gracias por compartir este blog. Sí, cada motociclista debe usar una chaqueta de moto ventilada o perforada. Y muchas gracias por la descripción clara de quién elegir el tamaño de la chaqueta. Realmente helful

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede consultar la información básica de protección de datos aquí