elegir-autoescuela

Guía básica para elegir autoescuela y sacarte el carnet de moto A2

Si ya tienes el carnet B, has probado a pilotar una moto y te has enganchado sin remedio, quizás vaya siendo hora de pasar al siguiente nivel, elegir autoescuela y sacarte el carnet de moto A2. Seguramente hará mil años que pasaste por ese trance y hasta te dé un poco de pereza comenzar de nuevo. Por eso, aquí tienes una pequeña guía básica en la que encontrarás información útil sobre cómo encontrar autoescuela, algunas claves para no llevarte un chasco en tu elección y todos los detalles sobre las pruebas que tendrás que pasar.

¿La pequeña autoescuela de mi pueblo o me voy a la ciudad?

Es la típica disyuntiva a la que se enfrentan muchas personas y no hay una respuesta correcta. En principio, la opción más lógica parecería elegir una autoescuela que esté cerca de ti para ahorrar tiempo y dinero en desplazamientos, pero claro, todo dependerá del trato, los servicios, las infraestructuras con las que cuenten y el precio que te ofrezcan. Si todo esto no cuadra, tendrás que pensar en moverte.

No obstante, una de las ventajas de pensar en local es que seguramente tengas muchos testimonios directos de amigos y familiares que te puedan hablar de sus puntos fuertes y débiles. Aprovéchalo.

Una autoescuela más grande en el centro de la ciudad tampoco tiene que ser a priori la mejor opción. Es cierto que quizás encuentres en ellas más ofertas, pero ojo porque puede no te salga a cuenta. Coge papel y lápiz y empieza a comparar no solo precios sino también prestaciones. ¿Cuáles de ellas son, a nuestro juicio, básicas?

HORARIOS

Mal asunto si tienes que hacer encaje de bolillos para cuadrar tus horarios con los de la autoescuela porque son pocos o demasiado rígidos.

PROFESORADO

Del número de profesores que haya en la autoescuela puede depender en gran medida otros servicios como las clases prácticas. Pocos profesores y muchos alumnos suele equivaler a una dilatación que no te interesa.

PORCENTAJE DE APROBADOS

Es un dato importante porque te hablará de la eficacia del modelo de formación de la autoescuela en cuestión. Si tienes una lista ya hecha y quieres conocer sus estadísticas de éxito y fracaso, puedes consultar la información en el portal estadístico de la Dirección General de Tráfico (DGT) ya que es pública. Hay que reconocer que no es muy intuitivo que digamos, así que también tienes la opción de acudir a aptosautoescuela.com, una web que incluye un completo ranking de autoescuelas.

DURACIÓN DE LAS CLASES PRÁCTICAS

Un precio por sí solo puede que en principio no te diga mucho. En este caso, averiguar coste y tiempo te ayudarán bastante más. Una primera pista puede ser la recomendación de la DGT de que las prácticas tengan una duración mínima de 45 minutos. Además, deben realizarse en todo tipo de vías, para enfrentarte a las diferentes dificultades posibles.

CADUCIDAD DE LA MATRÍCULA

Solemos pasarlo por alto y a veces nos llevamos un disgusto. Es bueno asegurarse de no coger una oferta con una caducidad muy corta y que, por diversas cuestiones, se nos acabe echando el tiempo encima y tengamos que volver a pagar. La horquilla puede ir de los 6 meses a los 2 años.  La pregunta que debes responderte es de cuánto tiempo dispones. A mayor disponibilidad, más fácil te será encontrar precios ajustados.

¿Cuántas clases prácticas necesitaré para sacarme el A2?

Es una cuestión muy personal. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hizo en su momento un estudio afirmando que un alumno medio necesita entre 20 y 25 clases prácticas para obtener el carnet B. Sin embargo, en el sector motero puede variar.

Por ejemplo, un estudio del centro especializado en la formación de conductores Escuela de Conductores, concluye que muchos de los alumnos que se presentan al examen de moto A2 son ya poseedores de carnets de moto inferiores, por lo que en teoría necesitan menos preparación.

En ese sentido, la media parece estar en 10 clases prácticas para superar el examen de destreza en circuito cerrado y 6 para el de circulación en carretera. Habrá a quien le parezcan muchas, pero siempre será mejor pasarse que quedarse cortos. En cualquier caso, un buen punto es que la autoescuela elegida te ofrezca bonos con los que arañar algunos euros a la cifra total.

¿Y qué hay de las clases teóricas?

Partiendo de la base de que conduces un coche y pilotas ya una moto de 125 cc, estarás exento de volver a hacer el examen teórico común. Eso sí, si no tienes el permiso A1, es decir, solo cuentas con el carnet B, tendrás que recibir clases para aprobar el examen teórico específico de moto, un test que consta de 20 preguntas y en el que se admiten 2 fallos como máximo.

Puedes ahorrarte este pequeño pico si estudias los materiales por tu cuenta. Ya sabes que cuantos más test hagas, mejor. La red está llena de recursos, pero si quieres ir a lo seguro, la DGT tiene un aula especial donde puedes comprobar tus conocimientos.

¿Cómo sé si está todo incluido?

Como ya sabrás, sacarse cualquier permiso de conducir conlleva una serie de gastos que van más allá de las clases de preparación de los exámenes teórico y práctico. Para evitar sorpresas, pregunta primero y lee después. Es la mejor manera de que no haya ni trampa ni cartón y de saber quién corre con los gastos de cada cosa. Todos los detalles deben quedar por escrito en el contrato que firmes con la autoescuela.

Los gastos que tienes que tener claros son: matrícula, clases, material didáctico, test psicotécnico, tasas de tráfico y la tramitación del expediente. Hay autoescuelas que ofrecen un pack de todo incluido. En esos casos, es especialmente importante que revises el número de clases a las que tienes derecho y el tiempo que tienes como máximo para culminar todo el proceso.

Puede ser más cómodo oír un precio cerrado, pero no está de más que calcules las cuantías por separado y valores si te merece la pena. No olvides que las condiciones deben adaptarse a tus necesidades y tu ritmo. ¡Ah! Siempre exige precios con IVA. Tiene muy poca gracia hacerte una idea y que, de repente, te digan que hay que sumarle a todo un 21% más.

Algunos extras a tener muy en cuenta

Si no has pisado una autoescuela en los últimos 10 años, es muy posible que busques un poco lo mismo y te sientas más antiguo que Paquita Salas. Lo cierto es que afortunadamente las nuevas tecnologías también han llegado a este sector lo que, sin duda, jugará a tu favor a la hora de elegir autoescuela. Aquí van una serie de extras que pueden servirte de ayuda.

La ‘pinta’ de la página web de una autoescuela no será determinante al 100%, pero sí un punto de atracción o rechazo. La facilidad de contacto, la recolección de información, los servicios online que te ofrezcan, las ofertas disponibles… Es decir, esa primera impresión que ahora se llama experiencia del usuario es importante.
Reseñas y opiniones online. No serán tan fiable como la opinión de tu amigo, pero a falta de alguien cercano, no dejes de chequear que se dice de una autoescuela en internet. Visita sus redes sociales, mira su nivel de respuesta, si hay quejas del alumnado y, sobre todo, cómo las resuelven.
Las plataformas online de estudio te pueden hacer la vida mucho más fácil y ahorrarte dinero en desplazamientos. El hecho de la autoescuela disponga de aplicaciones para que puedas estudiar desde cualquier sitio y dispositivo debería hacerte reflexionar (para bien, queremos decir).
Ir un poco más allá del libro también nos parece un extra interesante. Ya hay autoescuelas que ofrecen materiales de apoyo en formato vídeo para reforzar lo aprendido o incluso simuladores de conducción y evaluadores virtuales para que puedas determinar si estás preparado para pasar el examen. Es cierto que hay más avances de este tipo para sacarse el carnet B, pero todo llegará.

Requisitos para sacarte el carnet A2

Edad mínima de 18 años. Podrás pilotar motos con una potencia máxima de 47CV.  También los modelos limitados, es decir, motos con más potencia, pero capados de fábrica a 95 CV y con una relación peso/potencia igual o inferior a 0,2KW/Kg.
Superar el examen teórico común en el caso de que no tengas ni el carnet B ni el A1.
Superar el examen teórico específico de moto en el caso de que solo tengas el carnet B de coche. Esta prueba contiene preguntas sobre normativa sobre las motos, equipo de protección y casco, factores de riesgo, mecánica, técnica de conducción y seguridad vial.
Superar un primer examen práctico de maniobras en circuito cerrado.  Tendrás que demostrar tu pericia en el manejo de la moto en las siguientes acciones: hacer giros cerrados, acelerar y frenar, hacer giros a velocidad media y esquivar un obstáculo. Si hace más de 2 años que tienes el permiso A1 quedas exento.
Superar el examen práctico de circulación en carretera. Irás en una moto de 500 cc. El examinador circulará detrás de ti en un coche de la autoescuela y te dará las indicaciones oportunas a través de un intercomunicador.

1 comentario

  1. Muy buen artículo, muchas gracias por compartirlo con todos nosotros!
    Es importante hacer la elección de una buena autoescuela y sacarle el mayor partido posible.
    Siguiendo estos consejos citados en el post, te resultará más fácil tomar la decisión de que autoescuela te conviene más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede consultar la información básica de protección de datos aquí