“¿Puedo asegurar mi equipamiento de motorista?” y otras preguntas acerca de tu seguro

No hace falta que te lo recordemos, ¿verdad? No puedes circular sin seguro de moto. En el momento en que decides comprarte una motocicleta y pilotarla –mucho o poco, eso no importa- estás obligado a contratar una póliza. Hacer caso omiso de esta norma, aparte de ser insolidario con los que sí pagan religiosamente su seguro cada año, te puede suponer una multa de 600 euros y la inmovilización de la moto si te pillan.

A pesar de que cada vez hay una mayor oferta y competencia entre compañías aseguradoras por llevarse el gatomotorista al agua, lo cierto es que muchas veces este hecho no ayuda precisamente a hacer la decisión más fácil. Además, la tendencia actual de los seguros a la carta en la que uno mismo diseña su propia póliza con las coberturas que cree más adecuadas hace que quizás no tengamos claro qué coberturas son obligatorias, cuáles son básicas y cuáles, sin ser ni lo uno ni lo otro, resultaría interesante incluir.

Coberturas para tu equipamiento de motorista

Entre estas últimas están todas las coberturas relacionadas con los daños en casco, chaqueta, botas, guantes y pantalones, por citar los principales. Tener un equipamiento de calidad es necesario, pero no barato. En cualquier caso, no tan caro como tener un accidente con consecuencias graves para tu cabeza o cuerpo por no llevar la protección adecuada.

Entendemos, sin embargo, las quejas de muchos moteros que ven cómo tienen que invertir en accesorios que, igual que la moto en sí, están expuestos a riesgos diarios. En un accidente, los desperfectos en la vestimenta pueden suponer desembolsos de cuantía parecida a los golpes y averías recibidos en la moto, pero, ¿quién se hace cargo de ello?

Cada vez más compañías de seguros incluyen coberturas tanto para los cascos como para el equipamiento, pero cuando hablamos de coberturas y seguros siempre es conveniente leer con detenimiento la garantía completa y, lo más importante, observar sus exclusiones. Sólo así podrás saber si, a pesar de la letra pequeña, realmente te merece la pena contratar.

Por ejemplo, hay aseguradoras que sólo contemplan cubrir y pagar daños en casco o equipamiento cuando se produce un accidente en el que tengan que intervenir las fuerzas de seguridad y haya lesiones de por medio. Si estas tres circunstancias no se producen a la vez, no podrás usar la cobertura.

En Tienda Moto hemos estado investigando en las principales compañías de seguros para saber si tenían alguna cobertura específica para equipación de motorista. La información que te facilitamos es la contenida en sus páginas web a día de hoy.

No olvides que es orientativa y que una buena manera de cotejarla es descargarte o solicitar las condiciones generales de cada póliza y hacer una consulta sobre las exclusiones. Es decir, antes contratar lee en profundidad lo que popularmente llamamos letra pequeña. Ten en cuenta, además, que este tipo de coberturas suelen ser complementarias y pueden incrementar el precio final de la póliza que contrates.

Mapfre

Cobertura por casco y vestimenta con hasta 400 euros de compensación para renovar tu equipamiento de seguridad en caso de accidente.

AXA

Cuando, a causa de un accidente cubierto por la póliza, se produzca la rotura parcial o total del casco del conductor y/o pasajero que impida su normal utilización, la compañía asumirá el pago hasta un importe de 230 euros para su reparación o su reposición. Cuando, a causa de un accidente cubierto por la póliza, se produzca la rotura parcial o total de la chaqueta airbag del conductor que impida su normal utilización, la compañía asumirá la reposición o reparación de la misma hasta un importe máximo de 500 euros.

Balumba

Cobertura del casco, botas, los guantes, el mono, la chaqueta y/o el pantalón, siempre que haya pérdida total y/o daños irreparables en ellos como consecuencia de un accidente de circulación. El límite global de indemnización por asegurado y anualidad es de 400 euros. Particularmente, la indemnización tiene los límites de 200 euros para el casco, 100 euros para el par de botas, 80 euros para el par de guantes, 150 euros para la chaqueta, 150 euros para los pantalones y 200 euros para el mono.

Liberty Motos

Cobertura de hasta 500 euros por daños ocasionados en accidente al casco y resto de equipación del motorista.

Línea Directa

Con la contratación opcional de la cobertura, sea cual sea la modalidad de seguro elegida, estarás protegiendo tu casco, guantes y chaqueta ante la pérdida total o daños irreparables que se produzcan como consecuencia de accidente de circulación, de acuerdo con los límites recogidos en las condiciones generales.

Mutua Madrileña

Daños en el casco.

Pelayo Seguros

Cobertura de hasta 300 euros por los daños sufridos en el casco, la vestimenta o los guantes del conductor como consecuencia de un accidente en el que se deriven daños personales en el conductor que precisen de asistencia sanitaria.

RACC

Cobertura de daños en equipamiento no de serie hasta 300 € y, además, se puede ampliar a mejoras de la moto y vestimenta como casco, guantes, chaqueta o botas.

Coberturas mínimas a las que no puedes renunciar

A veces tenemos la tentación de restar protección porque sólo usamos la moto los fines de semana o durante los meses de verano. Aun así, grábate que sólo te hace falta tener un único accidente en todo el año para que te haga falta echar mano de tu seguro.

¿Cuáles dirías que son las coberturas de un seguro de moto a las que no puedes renunciar? Si eres novato quizás te cueste responder. Todos los expertos están de acuerdo es que, como mínimo, al contratar un seguro de moto debe contar con las coberturas de:

Responsabilidad civil o daños a terceros

El tipo de seguro más básico y más barato, justo para cubrir expediente, es el que sólo tiene contratada esta cobertura. En realidad es la única obligatoria legalmente. Cubre los daños materiales y físicos que hagas en un accidente a otros, exceptuando a tu copiloto o acompañante.

Reclamación de daños

Sin esta cobertura no podrás exigir a tu compañía de seguros que reclame los daños que un contrario te ha hecho a ti en un accidente y, por tanto, tendrás que ser tú en persona el que se encargue de todos los trámites.

Asistencia al acompañante

Ojo porque el copiloto no está considerado un tercero y, por tanto, no está cubierto por la responsabilidad civil obligatoria.

Accidentes del piloto

Puede incluir asistencia cuando existen daños, lesiones físicas, invalidez y/o muerte en un accidente sin que exista un contrario y fija las cuantías de indemnización para estos casos.

Coberturas aconsejables para tu moto

No sólo de coberturas mínimas vive una moto. ¿Qué pasa si te quedas tirado en mitad de la nada? ¿Y si te roban la moto? ¿O se te incendia? Este tipo de protección es muy aconsejable para que pilotes con una mínima tranquilidad. Entre las más recomendables, los expertos suelen destacar:

Asistencia en viaje

Lo mejor es que sea 24 horas al día y desde kilómetro 0 en caso de avería, accidente o robo de la moto. Esto significa que no tendrás ninguna restricción de distancia y que será atendida tanto tu moto como tú y tu acompañante. En el caso concreto de la moto, esta cobertura suele incluir su rescate, la reparación “in situ” o el traslado en grúa hasta el taller más cercano si la avería no puede ser solucionada en el momento.

Robo, incendio o rayo

Uno nunca piensa que le va a pasar, pero ¿y si pasa? Dependiendo del valor de la moto será más o menos penoso para ti pasar por esta situación, pero nunca está de más que lo tengas contemplado en tu seguro.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede consultar la información básica de protección de datos aquí