motovloggers_viajes

¿Tienes lo que hay que tener para ser un buen motovlogger?

Viajar en moto es una cosa, pero viajar documentando la aventura es otra bien distinta. La era de las redes sociales y los youtubers anima a muchos moteros a intentar convertirse en un motovlogger. Se echan a la carretera y cuentan cómo les va por esos mundos, qué hay de diferente, qué de igual, si la solidaridad con el motorista solitario es realidad o leyenda y, sobre todo, cuánta belleza se esconde tras cada curva. Hacer un vídeo es una manera de convencer a otros de que se puede y, en otras ocasiones, es la única forma de que muchos aficionados a las dos ruedas descubran otras realidades y países lejanos.

No obstante, tras la gran mayoría de esas pequeñas historias hay muchas horas de rodaje, edición, creatividad y documentación. También una inversión más o menos importante en tecnología. Hoy queremos contarte cómo lo hacen algunos de los motovloggers más seguidos de España. Hemos visto mucho de sus vídeos para resumirte qué te hará falta si quieres seguir sus pasos.

Charly Sinewan

185.945 suscriptores
18.627.904 visualizaciones

Charly Sinewan es otro de esos clasicazos seguido por miles de moteros. Lleva ya diez años dando la vuelta al mundo por etapas. Su última aventura se ha centrado en México y próximamente recorrerá Latinoamérica.

Si te estás planteando ser motovlogger, sus vídeos son una fuente imprescindible de inspiración, consulta y aprendizaje. En cualquier caso, ya te avisamos que lo de Sinewan son palabras mayores. Solo hay que ver la calidad de su trabajo para darse cuenta de que estamos ante todo un profesional que ha hecho de su pasión su forma de vida y su principal fuente de ingresos.

Es consciente de que esto precisamente genera mucha curiosidad y en uno de sus vídeos aclara que financia sus aventuras gracias a patrocinios.

¿Cómo? «Compartiendo los viajes. Cuanto más original sea el contenido que crees, más fácil será que la gente se enganche. Si la gente se engancha, es más fácil que te patrocinen y te motiva a hacer el siguiente. Si no estás motivado, es imposible conseguir llevar a cabo todo lo que hace falta. Tienes que estar preparado para hacer muchísimo curro».

Hablando de curro, el motoviajero revela que cada capítulo que sube a su canal de YouTube le lleva un mínimo de 3-4 días de trabajo. Los blogs tarda unas 8 horas en editarlos. Además, escribe artículos, libros, hace entrevistas y alimenta su propia web para sufragar sus gastos.

La descripción de su equipo para grabar simplemente marea. Atención porque en cinco maletas y una bolsa de depósito viaja con: dos cámaras Canon; dos GoPro; varios objetivos, lentes y filtros; sistemas de audio y micros; una grabadora; cargador de baterías para los diferentes aparatos; un dron; un Kindle; un Macbook pro; un Iphone; cuatro trípodes; once baterías; dos navegadores GPS y nueve discos duros.

Seguramente ahora te sea más fácil entender por qué cada uno de sus vídeos es una pasada.

Consejos interesantes

  1. «Para conseguir patrocinadores puedes trabajar, ahorrar lo que puedas y te vas de viaje. Creas tu proyecto y lo pones en marcha. Compartes tu viaje y te empieza a seguir la gente. Así, es posible que las marcas empiecen a echarte una mano. Es más difícil que las marcas crean en ti si llevas en esto unas semanas (yo llevo 7 años)».
  2. «Otra de las claves es gastar poco ya que los ingresos son bajos. Te alojas como puedes: acampado, en hoteles cutres… y así vas tirando. Muchas veces he tenido la suerte de que me hayan acogido en casas».
  3. «Para mí, con llevar la GoPro detrás y una en el casco ya sirve. No tienes que gastarte tanto dinero en cuatro cámaras. La GoPro puedes además moverla de sitio y encajarla con pegatinas o accesorios (la ventosa) a diferentes lugares de la moto, como el equipaje. Puedes conseguir muchas tomas para recursos. Los palos dan también mucho juego ya que puedes girarlos y conseguir planos diferentes».
  4. «La GoPro la tengo a una distancia que puedo alcanzar sin dejar de mirar la carretera, podría ponerla más arriba y conseguiría planos más abiertos pero eso me impediría manipularla mientras estoy conduciendo. La de delante puedo encenderla y apagarla fácilmente con incorporarme en la moto».
  5. «Mírate muchos vídeos sobre gadgets de grabación y tecnología antes de decidir cuál quieres dependiendo de tu presupuesto y lo que estés buscando».
  6. «Yo trabajo con el Final Cut Pro X. Este programa lo he aprendido a usar sobre la marcha y haciendo un curso con el que aprendí la técnica básica.»
  7. «Es importante aprender a contar una historia: se aprende mucho de ver pelis, documentales, youtubers etc. Aunque ayuda tener un profesor y alguien que te guíe».
  8. «Para proteger el equipo lo meto en bolsas individuales que, a su vez, van dentro de la bolsa grande. Me permiten meterlas en el cinturón y llevármelas encima cuando voy a algún sitio».
  9. «Llevo un frontal/linterna que he llevado desde el primer viaje para echar gasolina, o si tienes una avería etc».
  10. «También llevo una baliza por satélite. Si tengo un problema en un sitio sin cobertura, le doy a un botón y manda un mensaje a quien yo decida. Esas personas pueden encontrar quién está cerca para que venga a ayudarme».
  11. «En los blogs de moto hay que cambiar rápidamente de plano o cansa. También es interesante verte cuando hablas, por ejemplo cuando estás narrando por el micro, viene muy bien tener un plano de ti mismo».

Miquel Silvestre

70.438 suscriptores
12.612.403 visualizaciones

Otro de los pesos pesados dentro del panorama de motovlogs. Miquel Silvestre lleva muchos años narrando y escribiendo sobre sus viajes en moto incluso antes de que los motovlogs se pusiesen de moda.

Tiene uno de esos canales indispensables a los que acudir si te planteas organizar una ruta motera: Egipto, Sudán, Etiopia, Nepal, Tailandia, Sumatra, Borneo, Filipinas, Alaska, Canadá… La lista es amplia.

A pesar de ello, una de las ‘lecciones’ más importantes que ofrece es que «en realidad lo importante no es el vídeo, es el viaje, y de lo que te tienes que preocupar es de tu viaje. Es la experiencia que te llevas lo que cuenta y solo vas a vivirla una vez».

En ese sentido, aconseja no obsesionarse con la calidad y «encontrar un punto medio entre el esfuerzo que le dedicas y el resultado que quieres obtener».  Considera que las redes sociales son un arma de doble filo y al final hasta quizás «nos han perjudicado un poco porque a veces vemos vídeos muy bien hechos y parece que si no hacemos cosas así no estamos haciendo un gran vídeo».

Además de los vídeos, Silvestre es un fan de la fotografía de viajes porque le permiten recordar los momentos del viaje. «Cada fotografía», argumenta, «es evocadora y nos va a recordar a cómo éramos cuando estuvimos allí, porque ya no volveremos a ser nunca más como éramos en ese momento».

Consejos interesantes

  1. «Llevar una cámara de fotos réflex que también filme vídeos en HD y puedan intercambiarse las lentes. Los códex son más fáciles de tratar de editar que en las cámaras de solo vídeo, y además la única diferencia es que las réflex no pueden hacer zoom».
  2. «Importante llevar un trípode que nos permita grabar un plano encuadrado fijo que no se mueva».
  3. «Una cámara GoPro en el casco es suficiente para ir grabando el camino y es cómoda porque, al tener los botones grandes, es muy sencillo encenderla y apagarla llevando los guantes o mientras conducimos»
  4. «Los planos de GoPro (carretera pura y dura) te aguantan 5 o 6 segundos o algo más si lleva buena música o voz en off, pero más que eso aburre ya que lo que vemos nosotros en el momento no tiene nada que ver con lo que ha captado la cámara».
  5. «Cuanto menos manditos o tecnología remota llevemos mejor ya que aumentan las posibilidades de que fallen o pierdan la conexión y perdamos material».
  6. «Si te estás planteando irte en un viaje de aventura, lo que hay que hacer es gastar dinero y llevarte todo por duplicado: se pueden romper o perder muy fácilmente y, en un viaje de estas características, todo lo que no grabes o fotografíes te lo has perdido».
  7. «Aunque los teléfonos actuales hacen fotografías bastante decentes, cuando las comparas con otras realizadas con la cámara se nota una gran diferencia. Para filmar situaciones extrañas son muy cómodos y están siempre a mano. Eso así, recordad filmar siempre en horizontal porque en vertical no se puede montar».
  8. «Si puedes permitirte gastar dinero más allá de los básicos, mi recomendación es invertir en lentes para la réflex, para por ejemplo poder filmar cosas muy a lo lejos, un ojo de pez, etc».
  9. «Las tarjetas de memorias se llenan y, al igual que hay que escribir el relato todos los días, también hay que vaciar las tarjetas de memoria para poder organizar los archivos y que no se acumule el trabajo y sea más sencillo manejar y editar. Hay que ser muy cuidadoso y sistemático con la información que grabemos porque eso nos va a permitir que nuestros vídeos mejoren».
  10. «Cuanto más montes, mejor filmas. Al montar vídeos te das cuenta de las cosas que echas de menos y para la próxima vez puedes mejorarlo. Es importante filmar vida, a la gente, a ti mismo, la comida, etc. No solo carretera y paisajes».

Majes en moto

455.528 suscriptores
55.686.491 visualizaciones

Superado ya el medio millón de suscriptores en su canal de YouTube, Majes en Moto es un motovlogger de referencia de España con una actividad continuada, lo cual es de agradecer. Como ya te contamos en su día en otro post sobre motovlogs españoles, sus montajes son divertidos, creativos y tienen un  punto algo gamberro.

Bajo su punto de vista, a nivel tecnológico y para iniciarse en el mundillo, no hace falta mucho más que tu moto, una cámara, un micro, un ordenador y un programa de edición. La verdad es que Majes no aboga por un equipo carísimo ni por una inversión muy alta al menos al principio.

En cámaras, dice, hay opciones desde los seis hasta los 350 euros. Evidentemente entre una y otra habrá muchas diferencias de calidad de grabación pero (y esto es cosecha nuestra) no te vengas arriba desde el inicio. Quizás descubras que lo de ser motovlogger no es lo tuyo.

En cuanto a programas de edición, Majes reconoce en uno de sus vídeos que empezó con el Movie Maker, un programa muy básico, pero disponible gratis para cualquier PC con sistema Windows. Otras opciones de pago son Adobe Premiere, Final Cut (para Mac) o Sony Vegas.

Este motovlogger confesaba en una vídeo entrevista al diario 20 minutos en 2018 que el valor de su equipo superaba los 2.000 euros. En cualquier caso, insistimos, para tus primeras incursiones y aventuras, seguramente no te haga falta tanto despliegue.

Consejos interesantes

  1. «Lo primero es ser legal. No hay nada peor que hacer una buena toma y luego darte cuenta de que estabas yendo demasiado rápido, o ibas por el arcén».
  2. «Haced muchas pruebas en casa porque quizás el primer día que salís a grabar, habláis demasiado fuerte o demasiado bajito».
  3. «Estad seguros del plano exacto que queréis sacar».
  4. «Interactuar con otras personas. Me he dado cuenta de que, en la mayoría de motovlogs que he hecho y he visto, lo que más mola es cuando interactúas con otras personas. A la gente no le importa lo que pienses sobre las cosas, lo que tienes que hacer es hablar con la gente».
  5. «Cuando empiezas a grabar un videoblog, llega un momento en el que te atascas, no sabes qué tienes que decir o qué tienes que hablar. En ese momento, coges una tarde libre que tengas, o un fin de semana, y te vas a tomar por culo con la moto».
  6. «Si vas a llevar una cámara GoPro con micrófono en el casco, lo suyo es encontrar la parte más plana del casco, lo más cercana a la mentonera, para colocar la pegatina».
  7. «Para conseguir un sonido perfecto, la carcasa de la GoPro tiene que estar abierta por el lateral. Lo podéis hacer quemando la carcasa con un soldador o comprando una (cuestan sobre 6-10 euros)».
  8. «El micrófono específico para la GoPro viene con su adaptador, pero es muy sensible. Para conseguir el sonido perfecto, hay que taparlo poniendo papel  de cocina doblado en 8 capas y volviendo a colocar la almohadilla».
  9. «A mí me gusta colocar el micro detrás de la mejilla derecha, pero cada casco es un mundo . Hay gente que le va bien colocándolo arriba de la visera .Tienes que ir probando».
  10. «Pasamos el cable por dentro del casco. Lo conectamos a la GoPro, lo llevamos por la parte de atrás y lo encintamos en su sitio. Ponerle más cinta en el lateral para que no se mueva y no pegue latigazos».

Elladan Motovlogs

57.256 suscriptores
4.929.510 visualizaciones

A pesar de que su canal está bastante parado desde hace un tiempo, Elladan sigue sumando suscriptores y visualizaciones todos los meses. El sevillano apasionado de las motos abrió su canal en 2015 y sigue estando entre los 10 motovlogs españoles con más suscriptores en YouTube.

Con el mismo estilo gracioso y cercano de Majes, Elladan ofrece  consejos no sin antes advertir que el concepto de motovlogger va mucho más allá de «coger una cámara, subirte a una moto y grabar». También responde a una pregunta muy recurrente: ¿se gana dinero con esto?

En su caso, no es su motivación principal: «No estoy interesado en ganar dinero con esto. Simplemente, igual que me gusta salir en moto, me gusta también editar vídeos y subirlos. Más con el incentivo de que haya gente que me diga que le gusta y les divierte».

Consejos interesantes

  1. «Lo primero que tienes que tener es muchas ganas porque los inicios son muy difíciles y recibirás muchas críticas. Si lo vas a compartir tienes que amoldarte a las críticas y a lo que la gente te pide. Si no, estás haciendo el blog para ti».
  2. «Hay que dedicarle un dinero a tener una buena cámara y un buen micro. Calculad entre 200 y 400 euros que tendríais que dedicarle a empezar vuestro motovlog».
  3. «Estad seguros del plano exacto que queréis sacar».
  4. «Hay que tener ciertos conocimientos en tema de edición, porque la edición te da la vida en tu canal. Yo de media le dedico unas 15 horas entre grabar, editar y subir».
  5. «Lo mejor es marcarte un día a la semana o cada dos semanas en el que vayas a subir un vídeo, y así la gente sepa cuándo hay nuevo material».
  6. «Debéis tener buenas ideas y saber dirigiros a vuestro espectador. En cada vídeo tenéis que tratar un tema concreto y que alrededor de ese tema se sucedan anécdotas, comentarios o cosas relacionadas para aligerar y que no sea un tocho».
  7. «La cámara que tengo es una GoPro Hero 4 Black Edition. El dinero que nos estemos dispuestos a gastar tiene que ir en concordancia con el uso que pensemos darle a la cámara. Yo recomendaría por comodidad que la cámara que escojáis tenga una salida para un micrófono externo, lo que hace es que el audio que capta el micro es el que recibe la cámara».
  8. «Hay gente que se pone un arnés de pecho y desde esa posición graba el depósito, el velocímetro y parte de la carretera, pero sin que se vea demasiado paisaje. Si lo que pretendes es grabar la carretera, necesitas colocarla en el casco».
  9. «En la moto el viento hace muchos estragos en el sonido. Por eso algunas personas ponen un micro externo en alguna parte de la moto para que se escuche mejor, en un sitio en el que esté oculto y protegido. O a veces en el casco también».
  10. «Los micrófonos de corbata no son caros, por suerte, y todo depende del uso que le vayáis a dar».

1 comentario

  1. Blog muy interesante. Muchas gracias por compartir información útil que puede usar de manera segura en su trabajo. feliz de compartir esto con mis amigos y colegas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede consultar la información básica de protección de datos aquí