Stefan Everts con protecciones off road.

Protecciones off road: en moto a la montaña, siempre protegido

Hemos dedicado varias entradas de nuestro blog a hablaros de la vestimenta adecuada para circular en moto, pero hasta ahora siempre nos referíamos a los usuarios de asfalto. En este post nos centraremos en el uso de las protecciones y la equipación recomendada para el uso de la moto de montaña.

Partiendo de la base que en moto hay que rodar protegidos siempre, las necesidades de protección de un usuario urbano o de carretera no son las mismas que las de un usuario de campo. El equipamiento que se usa en asfalto no nos servirá necesariamente para rodar sobre tierra porqué está concebido para protegernos, básicamente, de la abrasión que nos produciría en asfalto si lo “besáramos”. El riesgo en el off road se centra en los golpes contra ramas, piedras o troncos que podamos recibir. Pero ¿qué elementos de protección son básicos para un usuario de moto campera? Vamos repasarlas por partes del cuerpo.

Cabeza

Protegernos la cabeza es fundamental, como siempre. El casco off road ya lo comentamos en otra entrada. Es un casco abierto pero con una mentonera que nos protege la cara. Permite un amplio campo de visión y son completamente desmontables para limpiarlos. También presentan una larga visera para evitar en lo posible el sol directo a los ojos. Como que son abiertos, debemos usar las gafas específicas. Evitaremos que el polvo, los insectos o cualquier objeto nos dañen la vista. Es mejor que tengan la visera anti empañamiento, porqué en esta especialidad se suda bastante y el vaho es bastante molesto. También es aconsejable que las gafas tengan tiras de silicona en la parte interior de la cinta de fijación para que no se deslicen por el casco y se nos caigan durante la excursión. Las gafas de alta gama presentan sistemas de auto-limpieza muy prácticos, como son las viseras desechables o las láminas móviles o roll off.

Cuello

La última incorporación al equipamiento de off road es el protector de cuello. Su función es impedir que nuestro cuello se estire demasiado hacia delante y se desgarren los ligamentos; y también evitar el latigazo cervical por una brusca flexión hacia atrás que podría fracturarnos las vértebras. Hacen tope entre el casco, el pecho y la espalda. Lo abres por el lateral y te lo colocas alrededor del cuello. Lo inventó un neurocirujano sudafricano llamado Chris Leatt tras perder a uno de sus mejores amigos en una carrera de enduro.

Importante: El uso de un protector de cuello no te garantiza en absoluto que puedas tener una lesión cervical. Sólo te asegura que el riesgo de lesión disminuirá ostensiblemente si lo usas.

Tronco

El peto es una armadura de fibra plástica o de nylon parecida a la que llevaban los caballeros medievales y que tiene la función de proteger principalmente nuestro tórax. Los modelos básicos son los que sólo cubren hombros, pecho, costillas y parte alta de la espalda. Tienen tallas y es conveniente que nos vaya bien para que no se mueva o no nos apriete, aunque también se ajustan con unas correas y velcros. Si usas uno de estos modelos, es recomendable ponerse además unas coderas porqué esta es una parte del cuerpo que recibe casi siempre si tenemos la mala fortuna de irnos al suelo. Mirad que sean articuladas para no perder movilidad, que nos limitaría la conducción.

En los últimos años han aparecido los petos integrales. Se llaman así porqué proporcionan una protección integral de tronco y brazos. Lo componen una especie de chaqueta hecha de un tejido tipo red que sustenta las protecciones propiamente dichas, que cubren zona pectoral, lumbar, dorsal, codos, antebrazos y hombros. Estos modelos, aunque parezcan más aparatosos, se ajustan mejor al cuerpo y son más cómodos porque permiten una mayor libertad de movimientos al pilotar.

Piernas

Es la parte del cuerpo que suele salir peor parada en casi todas las caídas o revolcones que tengamos en el campo. Las rodilleras son las protecciones más importantes para las piernas. Las rodilleras ortopédicas nos preservaran las articulaciones de sufrir lesiones por torsiones bruscas o impactos directos al tocar las piernas estiradas en el suelo al tomar las curvas. También existen las rodilleras protectoras clásicas, que cubren de la rodilla hasta la pantorrilla y el comienzo de la bota. Nos cubrirán de los golpes, no sólo del suelo, si no de las ramas del camino que puedan azotarnos las piernas. Unas buenas rodilleras deben tener articulación para permitirnos la máxima libertad de movimientos. Además os recomendamos que uséis calzoncillos con protecciones blandas para salvar las caderas de magulladuras y arañazos y el coxis de los dolorosos culatazos.

Pies

Para completar la protección de las extremidades inferiores tenemos las botas. Las de montaña son mucho más altas que las de carretera, mucho más rígidas y especialmente pesadas para resistir impactos de una cierta magnitud. Suelen estar fabricadas en piel, pero también las hay de plásticos de alta resistencia. Se abrochan con unos cierres metálicos especiales para incrementar la seguridad. En la zona del tobillo y talón tienen muy poca movilidad para evitar lesiones y además tienen la caña de la bota mucho más gruesa y protegida porqué la tibia y los gemelos están expuestos al castigo casi constante de piedras y piedras. Las suelas son extremadamente rígidas para poder aguantar muchas horas de pie sobre las estriberas. Todo esto las hace especialmente incómodas para caminar.

Manos

Tal como os explicamos en nuestra entrada genérica sobre los guantes de moto, estos son mucho más ligeros que los de carretera. Suelen estar fabricados con materiales textiles muy ventilados y con un diseño muy ajustado a las manos para favorecer el tacto sobre los mandos de la moto, además de la transpiración. Presentan pocas o nulas protecciones, como mucho algunos refuerzos en las zonas de más desgaste. En invierno se usan guantes de neopreno, que aseguran el tacto y aíslan la mano del frío y la humedad.

Trial

No todas las especialidades de moto off road usan el mismo tipo de protecciones. El trial requiere unas botas más ligeras y más cómodas porqué el piloto necesita tener más movilidad sobre la moto. El “trialero” tampoco usa peto, ni rodilleras o coderas. Aunque si la protección de caderas y glúteos. Y un casco de trial es siempre abierto para tener la máxima visibilidad.

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede consultar la información básica de protección de datos aquí