panel-calefactable-tucano-urbano-termowarm

Vuelta al cole sin pasar frío en la moto con Termowarm de Tucano Urbano

Quizás ahora mismo crees que no lo necesitas. Es normal. Aún andas con el verano metido en el cuerpo y no te vamos a cortar el rollo. Disfruta unos días más. Quizás un par de semanas más si el tiempo se porta, pero mientras tanto, déjanos que te enseñemos el accesorio perfecto para hacer la vuelta al cole (y a la rutina) sin pasar frío en la moto: Termowarm de Tucano Urbano.

Si eres fan total de sus cubrepiernas y piensas que sus manoplas son el mejor invento sobre la faz de la Tierra, te va a encantar la última idea de la marca italiana, siempre pensando en los pilotos urbanos, esos que como tú va a trabajar o estudiar en su inseparable scooter.

Termowarm es un pequeño panel calefactable para los más frioleros de la carretera, es decir, para los que el cubrepiernas a veces se les queda corto. Es como llevar una mini estufa que te dará un extra de calor en las piernas para esos días de otoño e invierno en los que, si estuviese permitido, serías capaz de salir de casa y pilotar la moto con el edredón de plumas enrollado alrededor del cuerpo con cinta aislante.

¿Cómo conseguirá este accesorio calentarte? El Termowarm cuenta con una lámina interior de aluminio que concentra el calor en las piernas. Además, dispone de una rejilla Aero 3D interna que ayuda a que el calor se difunda de manera uniforme. Su exterior está confeccionado en poliamida Oxford de alta resistencia y tiene un práctico botón de encendido/apagado para que no desaproveches ni un minuto de su batería.

Lo más importante es que es Termowarm de Tucano Urbano es compatible con todos los cubrepiernas Termoscud y Termoscud Pro. De hecho, solo tendrás que asegurarte de llevarlo siempre en el bolsillo portaobjetos de tu Termoscud, situado justo sobre las piernas. Eso sí, como tu teléfono móvil, tendrás que encargarte de cargarlo. Para ello, necesitarás un Power Bank o batería externa de al menos 5.000 miliamperios/hora para alimentarla que no viene incluida. Una vez cargado, el Termowarm te asegura una hora y media de calorcito, suficiente para la mayoría de trayectos urbanos que se suelen hacer.

¿Y qué pasa con mis lumbares? Cintukawarm Tucano Urbano al canto

Tranquilo, no es que te estés haciendo mayor a marchas forzadas. Es simplemente que, además de las piernas y el cuello, la espalda, y sobre todo la zona lumbar, suele ser otra de las partes más sensibles al frío y que más sufre en los trayectos en moto en los meses de otoño e invierno. Entendemos que tomas tus medidas y usas prendas térmicas, bragas y sotocascos, pero, si no quieres acabar atiborrado a calmantes y relajantes musculares o renunciando a moverte sobre dos ruedas, te proponemos que eches un ojo a este accesorio: Cinturawarm de Tucano Urbano.

Esta práctica faja calefactable, con soporte lumbar ergonómico, lleva 4 inserciones rígidas extraíbles en la parte trasera para regular el apoyo y se ajusta perfectamente al cuerpo gracias a los cierres elásticos con velcro.

Como su primo hermano el Termowarm, la Cintukawarm está confeccionada en poliamida Oxford y en su interior se esconde una rejilla Aero 3D que reparte el calor. También comparten el mismo sistema de funcionamiento. Necesitarás una batería externa para poder cargarla y con un sencillo botón de encendido/apagado decidirás cuando tienes suficiente. Con la batería a tope de power, con el Cintukawarm tendrás 2 horas de agradable calidez. Si piensas que es más que recomendable parar a descansar cada par de horas de trayecto, la faja es realmente útil tanto en viajes cortos como en recorridos de media y larga distancia.

Si después de leer todo esto, te has puesto ya en modo frío y estás pensando en ir instalando tu cubrepiernas y manoplas, dales una buena puesta a punto antes. Entre las últimas novedades de Tucano Urbano, hay un limpiador específico tanto para manoplas confeccionadas en poliamida como para cubrepiernas Termoscud, Termoscud Pro, Gaucho y Gaucho Pro.

La principal ventaja del limpiador Scudwash de Tucano Urbano es que no es agresivo con el tejido y, en el caso de los cubrepiernas, respeta su impermeabilidad. Vamos, que no te tendrás que andar preocupando de si te vas a cargar alguno de los dos accesorios que tanto usas cuando llueve o cuando las temperaturas se desploman. Para la tarea, lo ideal es que lo apliques primero el producto, lo dejes actuar durante un tiempo y finalmente lo aclares con una esponja. ¡Resultado perfecto asegurado!

ENTRADAS RELACIONADAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede consultar la información básica de protección de datos aquí